Cómo elegir tus zapatillas de running

Elige tus zapatillas de running
Es importante elegir unas zapatillas adecuadas de running.

Si estás leyendo esto, probablemente estés pensando en comprar o renovar tus zapatillas de running. No elijas tu próximo par a lo loco.

Es importante tener en cuenta diferentes factores a la hora de elegir el modelo que mejor se adapta a tus necesidades. Está claro que habrá muchas opiniones y formas sobre en qué fijarse a la hora de hacerse con unas zapatillas de running.

Para no liarnos en exceso, vamos a fijarnos en 8 aspectos fundamentales. Puede haber más, pero si encuentras un modelo que cumpla con estos requisitos, estarás más cerca de encontrar tu zapatilla.

Peso

Lo primero de todo será pesarnos. En función del peso corporal empezaremos la búsqueda de las zapatillas. No todos los modelos están pensados para todos los pesos. De esta manera hay zapatillas de running ligeras con menos amortiguación que serán ideales para corredores más ligeros. Si por el contrario, tu peso es mayor, necesitarás unas con mayor acolchamiento y tal vez no tan livianas.

Lesiones

Otro aspecto a tener en cuenta es la propensión a lesionarse. Si sueles torcerte con facilidad los tobillos, o tus rodillas sufren más de lo necesario, será interesante buscar unas zapatillas dónde la estabilidad sea lo primordial. Las sobrecargas de gemelos suelen darse por pisar en exceso con el antepié. Para prevenir estas molestias fíjate en unas zapatillas de running con drop alto. El drop es la diferencia de altura entre el talón y el antepié. Si por el contrario sueles tener problemas de fascitis plantar, busca modelos donde tengas mayor apoyo en la zona del arco del pie.

Forma física
Zapatillas running
Elige bien tus zapatillas running.

Tu estado de forma es básico. No merece la pena comprar unas zapatillas de running ligeras y poco amortiguadas si tu técnica y ritmo de carrera no es el adecuado. Si estás empezando, busca una zapatilla que te dé una pisada cómoda.

 

Talla

En cuanto a la talla, ten en cuenta que cuando corras más de 5 kilómetros el pie se suele hinchar un poco. Si compras una zapatilla de running demasiado ajustada las temidas rozaduras y ampollas pueden aparecer. Si no estás seguro sobre cual puede ser tu talla, prueba con medio número más. De esta forma te asegurarás que vas a poder rodar con mayor comodidad.

Por dónde corres
Zapatillas running
Piensa sobre que terreno vas a correr

No es lo mismo correr en un parque por arena, en el campo, o en el asfalto de la ciudad. En función del terreno en el que suelas correr fíjate en una zapatilla que tenga la amortiguación y estabilidad necesaria por dónde te muevas. Si por ejemplo sueles correr por la montaña, olvídate de unas zapatillas de running convencionales y opta por unas de trail running. Este tipo de calzado te dará todo lo que necesitas para desenvolverte con total seguridad por este tipo de terreno.

Ritmo de carrera

Igual que no es lo mismo correr a 6:14, que hacerlo a 4:28 el kilómetro, no será lo mismo la zapatilla de running que necesites. Hay modelos diseñados para rodar a determinados ritmos. Lentos, medios o rápidos. La principal diferencia esta en la amortiguación y en el peso de la propia zapatilla. Por otro lado, es importante pensar si las queremos únicamente para entrenar, para carreras o para ambas.

El tiempo
Zapatillas running
Si sueles correr lloviendo busca zapatillas con buen agarre.

Hay diferencias ente correr bajo un sol abrasador y en un día lluvioso. Por eso es necesario que te fijes con que meteorología sueles salir a correr. Si estas en una zona más cálida intenta buscar modelos más ligeros y transpirables. Si por el contrario solo sales a correr cuando llueve, fíjate en una zapatilla con buen agarre y si cuenta con Gore Tex, mejor.

Tipo de pisada

Probablemente una de las características más importantes a la hora de elegir tu zapatilla de running. Hay diferentes tipos de pisadas. En función de como apoyes el pie serás pronador, supinador o neutro. Es fácil saber de qué tipo eres. Simplemente fíjate en la suela de alguna zapatilla que ya hayas usado. Si está desgastada de manera uniforme, tienes una pisada neutra. Cuando el borde exterior está más desgastado, eres supinador. Por el contrario, cuando la zona interior es la que está más desgastada, tu pisada es pronadora.

Si tienes en cuenta todos estos factores a la hora de elegir tus próximas zapatillas de running, estarás más cerca de encontrar tu modelo ideal. Ten en cuenta que no existe una zapatilla perfecta para cada corredor, a no ser que te las hagas a medida. Lo que está claro es que en función de tus características físicas deberas fijar los parámetros que determinarán que zapatillas necesitas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here