Si te estás iniciando en esto del mundo del running, pero no sabes por dónde empezar, deberías seguir leyendo para descubrir algunos consejos básicos para poder comenzar a correr e ir mejorando poco a poco. Qué material necesitas, dónde, cómo, cuándo entrenar y que metas marcarte son algunos de estos tips que te ayudarán a que le cojas el gusto al running.

Una de las cosas más importantes a la hora de correr es el material. Pero tampoco tienes que perder la cabeza y empezar a comprarte todos los accesorios y gadgets que existen en el mercado. Para empezar, los básico sería invertir en unas buena zapatillas adecuadas a tu tipo de pisada. Por si no lo sabías, hay tres tipo de pisada: neutra, pronadora y supinadora. Ya entraremos en más detalle en cada una, pero para que lo sepas de manera rápida, los supinadores pisan más por la zona exterior, los pronadores pisan más con la parte interna del pie, y los neutros tienen una pisada plana. Además de las zapatillas, sería interesante que tuvieras una camiseta técnica y unos pantalones en condiciones para conseguir un mejor rendimiento. Un último tip, en cuanto a material, no te olvides de los calcetines. Un buen par evitará que te salgan rozaduras y ampollas.

“No te vuelvas loco comprando material, empieza por lo básico”

Invierte en unas buenas zapatillas.

Una vez tengas el material básico para empezar a correr, deberías empezar a planificar tus entrenamientos. No es nada recomendable empezar a correr sin un plan bien pensado. Si el primer día te metes una carrera de 8 kilómetros, lo más seguro es que acabes bastante cansado, con agujetas, y que no vuelvas a correr hasta la semana siguiente.

La idea, es seguir un plan progresivo de entrenamiento. Con la rutina que te proponemos, vas a comenzar andando y corriendo. Poco a poco vas a ir cogiendo sensaciones y notarás como vas mejorando.

Para empezar prueba a caminar a buen ritmo, intercalándolo con carreras a ritmo suave. Durante la primera semana sal a correr 3 veces por semana y sigue esta rutina: completa 6 series de 1 minuto corriendo y 4 caminando. En total, vas a entrenar durante media hora. No te preocupes por andar, pero recuerda hacerlo a un ritmo intenso.

Durante las siguientes semanas, reduce el tiempo caminando y aumenta el tiempo que corres, de tal manera que la segunda semana corras 2 minutos y camines 3. En la tercera serán 3 minutos corriendo y en la cuarta 4 minutos corriendo y uno caminando. Sigue esta rutina y verás como vas mejorando tus ritmos y estarás preparado para ir pensando en algún objetivo.

“Sigue un plan de entrenamiento progresivo”

Cuando ya lleves un tiempo entrenando llegará un momento en el que deberías marcarte un objetivo. Ya sea completar una carrera, recorrer una distancia en menos de un determinado tiempo… Lo importante es que te marques un objetivo realista y de acuerdo a tus capacidades. No sirve de nada que te marques el objetivo de correr una maratón dentro de un mes, porque no tienes ni la preparación ni el tiempo para entrenarte en condiciones.

El running es un deporte que al principio es duro. Las primeras semanas lo único en lo que te fijas son en las agujetas, el cansancio, la pereza de salir a correr esos días que no apetece nada… pero todo esto se ve recompensado cuando vas viendo los progresos que consigues. El “runners high” que dicen los ingleses, es esa sensación que te invade el cuerpo cuando terminas de correr y te das cuenta de lo que has logrado.

“Busca un compañero para salir a correr”

Por otro lado, salir a correr puede ser un deporte bastante solitario. Ahora que vas a empezar, te recomendamos que te apuntes a algún club de corredores o que lies a algún amigo, preferiblemente de un nivel parecido al tuyo para salir a correr. Al correr acompañado vas a correr más motivado, y llega un punto en el que te fijas menos en el cansancio. Siempre es bueno tener un pique sano con tus compañeros de carreras para buscar ese extra de motivación.

Las apps de running te ayudarán a controlar tus entrenamientos.

Con toda la tecnología que tenemos encima siempre, si no tienes un reloj deportivo, seguro que tienes un smartphone con apps dedicadas al deporte. Utiliza estas apps para registrar tus entrenamientos. Es muy interesante que puedas tener un “diario” donde ver tus progresos. Además muchas de estas aplicaciones te permiten ver y compartir tus entrenamientos con parte de la comunidad y podrás descubrir nuevas rutas, entrenamientos o retos. Personalmente, he probado Runtastic y Nike Run Club y me parecen algunas de las más completas que hay actualmente.

“Aprovecha las apps de running para registrar tus entrenamientos”

Si sigues estos consejos para empezar a correr, estarás más cerca de engancharte y convertirte en un auténtico runner. Sobre todo acuérdate de disfrutar y pasártelo bien. Nota como vas mejorando día a día, motívate con tu progreso, y márcate objetivos realistas. Dentro de nada estarás corriendo tu primera carrera, y te parecerá que fue ayer cuando empezaste a correr.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here